psilocybin emotional reconnection filtered  psilocybin emotional reconnection filtered

Psilocibina y reconexión emocional

Entrevista de Lukas Basedow a Lea Mertens

Traducido por Carla Escursell, editado por Daniel Belacázar

Esta entrada también está disponible en: English English Deutsch Deutsch Italiano Italiano Čeština Čeština

Lea Mertens, M.Sc.

Ph.D. Candidate

Lea Mertens is a PhD candidate at the ZI Mannheim, working with the MIND Foundation on the first clinical trial of psilocybin for depression in Germany.

View full profile ››
Lukas Basedow, M.Sc.

Ph.D. Candidate

Lukas Basedow's research is in the field of adolescent substance abuse at the medical faculty of the TU Dresden.

View full profile ››

Edited by Clara Schüler & Lucca Jaeckel

Our work at MIND relies on donations from people like you.
If you share our vision and want to support psychedelic research and education, we are grateful for any amount you can give.
   Donate
    5556100175
  • Interview
  • 6 minutes
  • agosto 28, 2020
Share:

Disclaimer: This blog post translation has been contributed and reviewed by volunteers. The contributors do not represent the MIND Foundation. If you find mistakes or inconsistencies, or if something in the translation seems unclear, please let us know – we are thankful for any improvements.
If you want to help with your linguistic skills, please write to the same link and join the blog post translators!

El artículo en torno al cual gira esta entrevista es:
Mertens, L. J., Wall, M. B., Roseman, L., Demetriou, L., Nutt, D. J., & Carhart-Harris, R. L. (2020). (https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/0269881119895520

 

Lukas: ¿Podrías contarnos un poco sobre tu trayectoria académica? ¿Cuáles fueron las etapas que te llevaron a tu puesto actual?

 Lea: Me gradué en psicología y siempre supe que quería trabajar en la parte clínica y ayudar a los pacientes. Pero luego, a lo largo de mis estudios, me interesé mucho por la investigación científica, aunque siempre supe que si quería dedicarme a la investigación, debía ser clínicamente relevante. Así fue como desarrollé mi interés por la psicofarmacología porque los efectos psicológicos de diferentes tipos de drogas y medicamentos me dejaron boquiabierta. Entonces decidí hacer un máster de investigación1 y, a través de dicho máster, entré en contacto con la investigación psicodélica. ¡Cuanto más profundizas y más te involucras en este tema, más fascinante es!

A través de mis supervisores en la Universidad de Maastricht, me involucré en el Imperial College2 para realizar mi tesis de máster, lo cual fue honestamente solo un golpe de suerte. Luego trabajé en este increíble grupo de investigación y me puse en contacto con el Prof. Dr. Gründer3, quien es profesor en el Instituto Central de Salud Mental de Mannheim. Tenía algunas vacantes y puestos de doctorado abiertos y decidimos que nos gustaría llevar a cabo investigación psicodélica juntos en Alemania, ¡lo cual es un trabajo muy, muy difícil! Ahora estamos juntos en este camino y así es como terminé donde estoy. Además, recientemente comencé mi formación en psicoterapia, por lo que actualmente combino la investigación y el trabajo clínico.

Lukas: Genial, hablemos del artículo en cuestión. ¿Qué querías averiguar con este proyecto?

Lea: Me interesa especialmente cómo funcionan los psicodélicos en diferentes ámbitos. Me refiero al ámbito biológico, por ejemplo, en el efecto de los psicodélicos sobre nuestros receptores, pero definitivamente también al ámbito psicológico. Durante mi programa de máster, quería trabajar con imágenes cerebrales y me alegró bastante que Robin [Carhart-Harris4] me permitiera realizar un análisis adicional de los datos de imágenes que tenían del gran ensayo clínico de depresión resistente al tratamiento5. Lo que queríamos hacer era decifrar los cambios de las funciones cerebrales que podrían mostrar evidencias de los efectos beneficiosos del tratamiento con la psilocibina. Su grupo ya disponía de algunas publicaciones6 sobre estos cambios y yo realicé dos análisis de seguimiento para examinarlos más de cerca.

Lukas: ¿Podrías resumir brevemente lo que encontraste?

Lea: Como decía, los datos ya estaban allí y Roseman et al.6 habían demostrado que un día después del tratamiento con psilocibina había una mayor reactividad a los rostros emocionales en una región del cerebro llamada amígdala, que se cree que está involucrada en el procesamiento de las emociones. Este aumento de la actividad también se correlacionó con las respuestas al tratamiento una semana después.

Sin embargo, descubrir que un aumento de la reactividad de la amígdala está relacionado con efectos antidepresivos es muy contraintuitivo. Tras observar los hallazgos de la investigación sobre antidepresivos, no es lo que cabría suponer. Sin embargo, este fue el principal hallazgo y queríamos ir un poco más allá y ver si los cambios en la reactividad de la amígdala estaban potencialmente vinculados a cambios en la conectividad funcional que podrían ser la base de esta mayor reactividad. Es por eso que realizamos un análisis de interacción psicofisiológica [este método permite estudiar cambios que dependen de una tarea de la conectividad funcional entre regiones del cerebro] de los mismos datos de resonancia magnética funcional (RMf), para ver si existen diferencias en la conectividad funcional de la amígdala con las regiones de control prefrontal como la corteza prefrontal ventromedial (vmPFC) durante el procesamiento emocional.

Encontramos que había una disminución de la conectividad funcional entre la vmPFC y la amígdala un día después del tratamiento en comparación con el estado basal. Este hallazgo es definitivamente interesante porque podemos plantear la hipótesis de que podría haber una disminución de la entrada inhibitoria de las regiones prefrontales a la amígdala después del tratamiento con psilocibina. Repito que se trata de una hipótesis porque no se puede suponer la direccionalidad, pero es algo que debería estudiarse en los próximos ensayos y análisis.

Lukas: ¿Hay alguna manera de describir el tipo de correlaciones psicológicas de los cambios neurocientíficos que encontraste? Es decir, ¿cómo se sienten estos cambios en la reactividad de la amígdala y la conectividad funcional entre la vmPFC y la amígdala?

 Lea: Siempre es difícil vincular de manera directa los hallazgos neurobiológicos con las consecuencias en el comportamiento. En mi análisis encontramos una asociación entre la disminución de la conectividad funcional de la amígdala y la vmPFC y los niveles de rumiación una semana después del tratamiento. Una posible teoría es que este aumento de la reactividad de la amígdala junto con la disminución de la conectividad funcional podría interpretarse como una revitalización de la capacidad de respuesta emocional y la emocionalidad. Una correlación psicológica sería el sentimiento de reconexión con los propios sentimientos.Pero, de nuevo, hablamos de hipótesis y se debería investigar más.

Sin embargo, esta teoría es interesante porque hay muchos pacientes con depresión que hablan de una sensación de apatía, así como de un sentimiento de desconexión emocional. Quizás un mecanismo terapéutico de la psilocibina podría ser esta reconexión con la emocionalidad.

 Lukas: Mencionaste anteriormente que los hallazgos de Roseman et al.6 y los tuyos son un poco contraintuitivos dado a lo que asumimos sobre la relación entre la reactividad de la amígdala y los síntomas depresivos. Investigaciones anteriores concluyeron que una alta reactividad de la amígdala es un marcador de más síntomas depresivos, pero ahora demuestras que el tratamiento con psilocibina se relaciona también con una mayor reactividad de la amígdala ¿Existe alguna forma de reconciliar estos dos hallazgos?

 Lea: ¡Es difícil! Como ya he dicho, una explicación plausible es que esta emocionalidad recuperada o reconexión emocional sea lo que finalmente da lugar a una mejor respuesta al tratamiento. Pero también es importante tener en cuenta el momento en que se tomaron las imágenes durante el estudio. Fue la mañana tras la sesión con una dosis alta, es decir, la mañana después de una experiencia psicodélica intensa y cargada de emociones. Quizás el aumento de la reactividad de la amígdala y la disminución de la conectividad funcional sean solo una respuesta a esta experiencia tan significativa.

Aun así, tengo curiosidad por ver qué observaríamos una o seis semanas después. Especialmente porque creo que los efectos de la terapia psicodélica funcionan por fases. Tienes una experiencia psicodélica aguda y altamente significativa y todo lo que conlleva (experiencias místicas, volver a experimentar traumas, estados visionarios…), y tal vez haya una mayor reactividad de la amígdala en este momento porque todo esto no se ha procesado todavía.

Tras unas semanas, se integra la experiencia y con ello ¡la situación puede cambiar también a nivel neuronal! Me maravilla la idea de que la terapia psicodélica pueda tener diferentes efectos a través de distintos momentos. Por eso creo que hace falta mucha más investigación sobre los diferentes efectos a lo largo del tiempo. Por ejemplo, hay mucha información precisa que nos da una idea de cómo funcionan específicamente la psilocibina y la LSD, pero se desconoce realmente qué subyace a los efectos del tratamiento en diferentes momentos.

Lukas: Hay muchos estudiantes que leen el blog y puede que estén pensando: ¡quiero hacer lo mismo que ella! ¿Puedes dar algún consejo a los estudiantes que deseen seguir el mismo camino que tú?

 Lea: Bueno, trabajé duro como estudiante, descubrí lo que quería y perseguí lo que me interesaba¡pero también tuve un poco de suerte! Por ejemplo, entré en el grupo de investigación del Imperial, que fue increíble, y cuando decidí regresar a Alemania no estaba claro si encontraría algún profesor dispuesto a realizar investigación psicodélica conmigo. Estoy muy agradecida de haber encontrado al profesor Gründer porque al no haber ninguna otra investigación psicodélica en Alemania en ese momento, de no haber sido así, no habría podido realizar este trabajo.

En general, mi consejo sería que se mantengan motivados y traten de ponerse en contacto con las personas con las que le gustaría trabajar. Por ejemplo, que se involucren con la fundación MIND, con investigadores como yo o mi supervisor o con las personas con las que se imaginarían trabajando. Todos estamos abiertos y dispuestos a realizar proyectos de investigación que involucren a estudiantes de grado o posgrado.

Sin embargo, debo enfatizar que no es fácil, es un proceso largo. Tengo un gran póster en mi oficina que compré para animarme en fases de baja motivación que dice «las cosas buenas llevan tiempo» y me mantiene en el camino correcto. Debo decir que no es nada fácil desempeñar una buena tarea científica con sustancias ilegales y establecer ensayos clínicos sin la participación de la industria farmacéutica. Hay muchas cosas sobre regulación y otros obstáculos que debes superar, así que debes estar muy, muy motivado y dedicado, esta es la realidad actual.

Lukas: Entonces, teniendo en cuenta toda la dedicación, buena suerte y motivación necesarias para dedicarte a la investigación en este campo: ¿Vale la pena?

 Lea: Sin lugar a dudas, para mí vale la pena. ¡Me encanta lo que hago y también ser parte de este campo en expansión! Pero también diría que el hecho de estar interesado en sustancias psicodélicas e investigación psicodélica, no significa que otros temas sean aburridos y no puedan ser una opción.

Por ejemplo, si quieres hacer un doctorado y no encuentras ninguna vacante en investigación psicodélica, quizás debas preguntarte: ¿Por qué estoy interesado en este tipo de investigación? ¿Qué me gustaría investigar? Tal vez cuando pienses más a fondo sobre qué es lo que te intriga, puedas encontrar un tema relacionado. Puede que sea en un campo ligeramente diferente, pero relacionado. No creo que sea bueno ser demasiado rígido y decir: solo quiero hacer investigación psicodélica, porque al final, es posible perderse el panorama general de todas las cosas que no sabemos en psiquiatría y neurociencia.

Lukas: ¡Muy buena apreciación! Última pregunta: ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

 Lea: En cuanto a la investigación, soy estudiante de doctorado y mi gran tarea —a la que siempre la llamo «mi bebé»—, es el ensayo clínico con psilocibina para depresión resistente al tratamiento que estamos llevando a cabo junto con la Fundación MIND y Charité en Berlín como segundo centro del estudio. Actualmente me encargo de la gestión del proyecto, que es mucho trabajo, pero espero que podamos empezar a fines de este año, al menos ese es el plan.

Además de eso, he estado involucrada en algunos estudios preclínicos con psicodélicos en el Central Institute of Mental Health7, pero creo que ahora estoy demasiado ocupada en otras cosas para continuar participando en ello. Sin embargo, fue una experiencia muy interesante ver los beneficios de realizar trabajo preclínico, por ejemplo, que se puede llevar a cabo mucho más rápido y con menos trabas que un estudio clínico. No obstante, por ahora me voy a centrar en el ensayo clínico y en mi formación en psicoterapia, y espero conseguir el doctorado en algún momento de este proceso.

Lukas: Perfecto. ¡Muchas gracias por tu tiempo y mucha suerte!

Our work at MIND relies on donations from people like you.

If you share our vision and want to support psychedelic research and education, we are grateful for any amount you can give.